WKS pide su segundo sistema ContiwebVision para su planta de Wassenberg
  • El sistema de análisis de roturas de papel de la rotativa es una herramienta vital para optimizar la eficiencia
  • Las herramientas de diagnóstico del sistema ofrecen datos para prevenir futuros problemas
  • La sede central corporativa recibe datos de producción en tiempo real

21 de junio de 2016 - El grupo WKS, una de las imprentas de mayor volumen de Europa, ha incorporado el sistema ContiwebVision de análisis de roturas de papel de la rotativa como un componente esencial en la instalación más reciente llevada a cabo en su planta de Wassenberg, en el noroeste de Alemania. La decisión obedece al éxito de la introducción del sistema en una línea de prensas prácticamente idéntica en 2013.

Holger Backes es el director de proyecto de WKS encargado de la instalación de la doble rotativa; también desempeñó un papel fundamental en la especificación original de 2013. Está convencido de que, actualmente, ContiwebVision es la mejor tecnología de detección de roturas de papel de las rotativas del mercado, y confirma que se trata de la única solución posible para la escala de producción de la planta de Wassenberg.

"Cada una de las bobinas de nuestra actual línea de prensas mide 2250 mm (88,6 pulgadas) de ancho, lo que confiere la mayor capacidad de paginación del mundo", explica Backes. "Ejecutamos las prensas de manera simultánea en una carpeta con una velocidad máxima de 50 000 revoluciones por hora; cada revolución emplea 11,2 m2 de papel. Es evidente que, con una escala de producción así, debemos asegurarnos de facilitar a nuestros operadores de prensas las capacidades de control más avanzadas. ContiwebVision les permite ver todo lo que sucede en las rotativas a ambos niveles y en tiempo real, detectando con precisión el origen de un evento disruptivo."

Aunque esta claridad y facilidad de uso es de vital importancia, para WKS no es el aspecto más significativo: "Hay sistemas capaces de indicar de inmediato si se produce alguna rotura de papel en la rotativa, y otros indican también la localización de la incidencia; sin embargo, ContiwebVision es el único sistema que además indica las causas de la roturas de papel y que informa al operario del modo de evitar su reaparición", comenta Backes. "Cuando estás imprimiendo 560 000 m2 de papel por hora y se tarda una media de 45 minutos en volver a poner en marcha las prensas después de una parada, esa información tiene un valor incalculable."

En la planta de Wassenberg, el sistema ContiwebVision de análisis de roturas de papel de la rotativa recibe hasta 50 señales procedentes de una serie de cámaras y sensores estratégicamente colocados a lo largo de la línea de la prensa, desde la entrada a través del sistema de empalme, incluyendo separador y receptor de bobinas, hasta las unidades de impresión y secado, soporte de frío, barras volteadoras y carpeta de salida; el sistema recopila datos y monitoriza continuamente los extremos de las bobinas, la tensión de la rotativa y las condiciones generales de la bobina. Con estos datos, el sistema puede determinar factores las variaciones de tiempo, ubicación y papel.

Si detecta pequeñas variaciones en la tensión de las bobinas que indican una roturas de papel, el sistema correlaciona de inmediato todos los datos y genera un informe que se puede visualizar tanto de manera local como de manera remota a través de una VPN. El sistema ContiwebVision de Wassenberg, una población situada junto a la frontera holandesa, está conectado con la sede administrativa de Essen, a 100 km de distancia. Gracias a esta conexión ininterrumpida, los responsables de gestión reciben alertas inmediatas si se produce alguna interrupción en la rotativa. Si se detecta algún error con el papel, el operario de la prensa envía un informe automático al departamento de cuentas con solo pulsar un botón, lo que permite tramitar una reclamación de compensación al proveedor del papel en cuestión de minutos.

"De hecho, esta situación es relativamente infrecuente en Wassenberg", admite Holger Backes. "Imprimimos todo el día de manera ininterrumpida con muy poca cantidad de stock, normalmente entre 40 y 65 gsm; por eso, las interrupciones de la rotativa suelen deberse más a las dinámicas propias de la impresión, como la acumulación de tinta, la adhesión, el agua y las tensiones en la bobina en su trayecto hacia la máquina."

Backes añade: "Aun así, la información que recibimos de los informes generados por ContiwebVision nos ha resultado muy valiosa", añade. "Nuestra prensa de 160 páginas tiene el número de roturas de bobina más reducido de las ocho prensas que hay en funcionamiento en Wassenberg y Essen. En nuestro mejor día, la prensa imprimió 320 toneladas de papel, con un funcionamiento ininterrumpido durante 24 horas."

Tal como afirma Backes, estos números contribuyen a que la nueva inversión en un sistema de impresión idéntico sea mucho menos abrumadora. Está previsto que la nueva instalación que se está llevando a cabo finalice en invierno de 2016; el sistema resultante tendrá capacidad para producir más circulares de informaciones publicitarias para supermercados y otros comercios. Cuando la nueva prensa funcione a pleno rendimiento, está previsto que la producción de la planta de Wassenberg pase de los 4.200 millones de trabajos A4 de 16 páginas en 2015 a los 6.000 millones en 2017.